Quienes somos
Stacks Image 10
Siervos Reparadores
del Corazón Eucarístico
de Jesús

Por la Instauración de todas las cosas en Cristo

En primer término ya que con este fin os habéis congregado en comunidad, vivid en la casa unánimes, tened una sola alma y un solo corazón orientados hacia Dios.
De la Regla de San Agustín
LOS Siervos Reparadores del Corazón Eucarístico de Jesús conformamos una comunidad de vida contemplativa y apostólica que abraza la Regla de San Agustín y las primeras constituciones del Carmelo Reformado, adoptando la liturgia en su forma extraordinaria.
Naturaleza de la Obra
LLEVAMOS adelante un modo de vida mixta. Esto significa: vida contemplativa una parte del día, en silencio y soledad, buscando la íntima unión con Dios a través del Culto Divino, la oración, la meditación, el estudio, la contemplación, etc.; y vida activa la otra parte, llevando a cabo una actividad apostólica acorde con el propio fin de la Obra.
Fines de la Obra
EL fin primario de la Comunidad es ante todo buscar a Dios en este modo particular de vida, uniéndose a Él con todo el corazón, con toda el alma y con todas las fuerzas, haciendo de Él el Único a Quien se ordena toda su existencia; y reparar las ofensas -tanto propias como ajenas- hechas al Amor de Dios, ejerciendo el gozoso oficio de rezar por los que no rezan, y de hacer sacrificios, mortificaciones y penitencias por quienes no los hacen.
EL segundo fin es el de ayudar a los seglares a descubrir la voluntad de Dios en sus vidas y a saber adherirse con todo su corazón a esa voluntad divina, imitando así al Señor en sus vidas, encarnando el Evangelio y plasmándolo en sus propios ambientes, reformando las costumbres y reorientando y reinstaurando todas las cosas en Cristo, al proclamar con sus palabras y sus obras que Cristo es Quien debe reinar en todos los ámbitos de la vida del hombre en la tierra.